19 en el Aleph de Borges

"Una copita del seudo coñac - ordenó - y te zampuzarás en el sótano. Ya sabes, el decúbito dorsal es indispensable. También lo son la oscuridad, la inmovilidad, cierta acomodación ocular. Te acuestas en el piso de la baldosas y fijas los ojos en el decimonono escalón de la pertinente escalera. Me voy, bajo la trampa y te quedas solo. Algún roedor te mete miedo ¡fácil empresa! A los pocos minutos ves el Aleph. ¡El microcosmo de alquimistas y cabalistas, nuestro concreto amigo proverbial, el multum in parvo!

Repantiga en el suelo ese corpachón y cuenta diecinueve escalones.

¿cómo transmitir a los otros el infinito Aleph, que mi temerosa memoria apenas abarca? Quizá los dioses no me negarían el hallazgo de una imagen equivalente, pero este informe quedaría contaminado de literatura, de falsedad. Cada cosa era infinitas cosas, porque yo claramente las veía desde todos los puntos del universo"


Artículo 19
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

* Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.



Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos.

Biblia, Libro 19 (Salmos), 19:1

lunes, 16 de marzo de 2009

Cine y Asco

Os habéis fijado de que a cada sentimiento humano le corresponde un género cinematográfico? Es muy curioso: para el miedo, por ejemplo, existen varios géneros diferentes, y cada uno alude a un tipo de miedo diferente: thriller, thriller psicológico, suspense...; para el amor pasa igual, si alude al amor de pareja están las románticas, si alude al familiar encuadra más con el drama o la comedia en función de si la emoción es agradable o desagradable, y luego está la comedia romántica, la tragicomedia, y así un largo etcétera. Vamos, que el cine es un representante brutal de las emociones humanas, y con nuestro protagonista, el asco, tampoco se queda atrás. A priori, nos puede dar la impresión de que es una emoción ignorada, pero nada más lejos de la realidad: el asco es un sentimiento muy extendido en el cine y con un enorme número de adeptos. Como tampoco es cuestión de llenaros de datos voy a poneros unas pocas películas que representen el asco.

1. Cine Gore: Braindead (Tu madre se ha comido a mi perro).

La obra prima de Peter Jackson, el autor de El Señor de los Anillos, se ha convertido en un icono del cine gore, si bien cuando la hizo no había inventado nada que no existiera ya. Para empezar emplea un clásico, la temática de zombis, muertos vivientos, auténticos pioneros del género gore. Decir que "gore" son las películas que se basan en hacer un "suculento" espectáculo visual que hace gala de mucha violencia, mucha sangre y vísceras, humor esperpéntico, y a menudo mucho sexo explícito. ¿Por qué es buena esta película? Puede ser porque realmente es asquerosa, pero te ríes, y además su trama explora un tema controvertido, como son los complejos edípicos. Apúntatela Argax.












2. TROMA Films: El Vengador Tóxico.

Sin duda, el nombre de Troma es sinónimo de asco, o de mal gusto. Vienen haciendo cine de serie z desde finales de los 70, y cuentan con decenas de películas. Troma es la compañía cinematográfica que cuenta con mayor número de bodriazos insufribles, y se sienten de lo más orgullosos de ello. "El Vengador Tóxico" es probablemente su aberración más popular, un superhéroe americano repugnante que se dedica a limpiar la basura que se encuentra, más bien movido por sus propios intereses que por ningún fin altruista. El asco está asegurado desde el primer plano del protagonista (y cuando se tira a la chica ya ni digamos).













3. Snuff movies o no tan snuff: Holocausto Canibal.

De todas las películas de mal gusto, las cuales en realidad no son santo de mi devoción, esta es sin duda mi favorita. Antes de hablaros de ella quiero contaros que es una snuff movie. Para el que no lo sepa "snuff movie" es un género de cine, naturalmente ilegal, que consiste en retratar violencia real: asesinatos, torturas, violaciones, etc. Más que un caso real, el snuff movie se acerca más a la leyenda urbana: se cree que hay quien trafica con este tipo de género, yo verdaderamente no conozco que exista ninguna así, pero conociendo hacia qué dirección va la Internet...


El caso que nos ocupa, Holocausto Canibal, es una película que, a diferencia del resto de películas gore, pretendió buscar un máximo de realismo, tanto en sus escenas, como en su trama, provocando un asco más que real en el espectador. Con las otras te ríes porque sabes que nada es real, que todo está exagerado, pero con esta te quedas pensando si aquello es real o no. Durante muchos años fue censurada pues se creía que muchas o todas las escenas eran reales, y como veis en el cartel de la película, realismo no le falta. "Casi" ninguna escena es real, sólo hay uno, y os aseguro que fue la que más me impactó a mí: Una en la que parten en dos a una enorme tortuga terrestre (probablemente centenaria). Aunque está escena me parece terrible, me gusta esta película porque trata sobre tribus indígenas, creo recordar que de Papúa Nueva Guinea, cuyas costumbres son antropófagas, de cómo el hombre blanco cuando entra en la vida de estos indígenas se puede convertir en un monstruo mayor de lo que se supone que son ellos por ser caníbales. Y sobre todo me gusta porque hasta aprendes de antropología. Muy recomendable por lo impactante que resulta.

4. Mal gusto: Pink Flamingos

No todo el cine de asco es cine gore. Pink Flamingos no es exactamente gore, o no es gore "convencional". Ahora bien, sin duda es asquerosa. Jonh Waters se hizo muy popular e incluso reconocido con esta película cuyo objetivo era el de provocar, y su provocación se basaba más en la sobre-exposición de conductas parafílicas (incesto, coprofilia y otros, pederastia, sexo con géneros queer...) más que en hacer gala de vísceras, sangre y demás (aunque tengo entendido que tampoco se queda corto). En España tenemos a un referente muy parecido, sí, habéis acertado, me refiero a nuestro tan bien ponderado Pedro Almodóvar, el Pedro de la primera época, de "Pepi, Lucy Bom y otras chicas del montón", o "Kika". Ambos autores tienen muchas cosas en común, sólo que Waters envidia enormemente a Almodóvar por no haber podido nacer en La Mancha.








Por supuesto que me dejo muchas en el tintero, yo sólo pongo aquí las que más me llaman la atención o las que considero más populares, a lo mejor me podéis decir vosotros algunas (Supernova, protagonizada por Marta Sánchez, por ejemplo, es bastante asquerosa... o tambien está la de las Spice Girls).










6 comentarios:

Francisco Negrete dijo...

Está también la de "Miedo y asco en las Vegas" con el Johnny Deep; "Una zeta y dos ceros" de Peter Greenaway... que me vienen a la mente y claro, Paolo Pasolini con "Salo" y algunos momentos de "Leolo" de Jean-Claude Lauzon...

eρH ρoρ [t.a.f.k.a.epHedro] dijo...

Ay, qué culto es (1001 en latín) Joss. Yo es que me saturo muy pronto de estas cosas.

Argax dijo...

De las que comenta Joss, todas vistas menos Pink Flamingos que está en descarga ilegal asquerosa. En general bastante de acuerdo con lo que comentas, no sabía que lo de la tortuguilla era de verdad.

Así, pensando un poquito se me ocurre a bote pronto la serie de Saw, bastante cercana al asco aunque desde el enfoque de la repulsión al dolor (serie de películas bastante prescindible por otra parte)

De las que comenta Francisco, al que me alegro de ver por estos andurriales, he visto miedo y asco que da bastante dentera (algún día nos tendremos que drogar a ese nivel) y Leolo que si que tiene sus momentos memorables, no tiene precio la masturbación infantil y el destino final del objeto masturbatorio (esta si es una gran película), las otras dos no las he visto. Así que Francisco, unos apuntes sobre ellas?

Ahora se me viene a la cabeza Delicatessen, también sobre alimentación dudosa y de ambientación muy parecida a Leolo.

Joss, me gusta mucho el principio del artículo, esa relación entre cine y sentimiento.

Un abrazo y a lo mejor te arranco una oreja de camino para comérmela con natillas ;)

Yo soy Joss dijo...

Muy buenas referencias Francisco, de las que me dices sólo he visto Miedo y Asco en Las Vegas, que me parece más patética que asquerosa (la película me gusta mucho), de Saló había oído hablar y esta en mi lista de pendientes, Leolo me la apunto, y algún día me pondré con Greenaway al que le tengo muchas ganas (me encantó Libros de Próspero.

Francisco Negrete dijo...

Argax! no olvides la parte de Leolo donde le paga a su hermana por la mierda que guarda en una cajita....
Pues... debo de decir que después de ver "Una zeta y dos ceros" tuve un asco a todo durante al menos medio mes... no sé si porque la vi muy chico y aún no estaba acostumbrado a escenas fuertes o sí de verdad es asquerosa e incómoda... la tendría que ver de nuevo... pero no me dan ganas, se me revuelve el estómago de pensarlo, je.

Argax dijo...

Cierto javier, lo había olvidado.

Tendré que ver las otras que comentas para poder opinar.