19 en el Aleph de Borges

"Una copita del seudo coñac - ordenó - y te zampuzarás en el sótano. Ya sabes, el decúbito dorsal es indispensable. También lo son la oscuridad, la inmovilidad, cierta acomodación ocular. Te acuestas en el piso de la baldosas y fijas los ojos en el decimonono escalón de la pertinente escalera. Me voy, bajo la trampa y te quedas solo. Algún roedor te mete miedo ¡fácil empresa! A los pocos minutos ves el Aleph. ¡El microcosmo de alquimistas y cabalistas, nuestro concreto amigo proverbial, el multum in parvo!

Repantiga en el suelo ese corpachón y cuenta diecinueve escalones.

¿cómo transmitir a los otros el infinito Aleph, que mi temerosa memoria apenas abarca? Quizá los dioses no me negarían el hallazgo de una imagen equivalente, pero este informe quedaría contaminado de literatura, de falsedad. Cada cosa era infinitas cosas, porque yo claramente las veía desde todos los puntos del universo"


Artículo 19
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

* Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.



Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos.

Biblia, Libro 19 (Salmos), 19:1

lunes, 17 de noviembre de 2008

Euforia c.3

3 Salamandra


Estoy pensando en un nombre de insecto. Un nombre de insecto verde de seis patas y dos antenas que guardan dos ojos. Estoy pensando pero aún no sé si existe, aunque con esa descripción podría ser casi cualquiera, insecto o no.


Se me viene a la cabeza la palabra salamandra. Toda esta vuelta de tuerca era para descubrir ese nombre: salamandra. Se me viene a la cabeza pero no consigo dispararlo hacía mi lengua, cuerdas vocales prostitutas del olvido, la salamandra está en todos lados menos donde tiene que estar. Matarile rile rile, matarile rile ron. Chim pón. Tilde diacrítica. 


A estar alturas no me he parado ni a pensar que la salamandra no tiene nombre de insecto, sino de anfibio. Ni rastro de las seis patas y dos antenas que guardan dos ojos que aguardan atentos para salir guapos en el documental de la 2.


Hoy es uno de esos días en los que te propones hacer algo y cambiarlo todo, ser la persona que siempre has querido, a lo que has aspirado siempre. La persona que imaginas momentos antes de dormir. Cambiarlo todo. Pero hasta el vuelo de una mosca te hace dudar. Y te sientes gilipollas y te dices que estás harta de tomarte el pelo a ti misma. Sí, hoy es ese día en el que hay que luchar sobre demasiadas cosas estando demasiado enterrada en barro húmedo. El día "soy una cáscara de plátano tirada en el suelo"  El día en que deberías plantearte inútil salir de tu escondrijo, pero lo haces. A riesgo de escurrir, a riesgo de romperle a alguien la cadera, a riesgo de acabar confundida con una mierda, y envejecer con complejo de mierda seca de perro en un adoquín de tu calle.


Plátano.


Llevo muchos días aquí metida, pensando en cómo cambiar el mundo por euforia y disforia. Lo hago mientras me auto-destruyo, auto-reconociéndome imposible. Inasible notaria del trueque. No hay mañana ni noche, ni lunes ni domingo, todo es igual y nunca sabes cuándo pasa el tiempo, o si ha dejado de pasar. Nunca sabes si la gente ahí fuera sigue sacándose mocos en los semáforos con total impunidad.


Pero sí sabes de lo que hablo, sí. Tienes en la cabeza ahora mismo cuando fue la última vez que te ocurrió eso. Es cuando si eres un tío te rascas la barba con la mano y ya no está de punta, cada pelo empieza a doblegarse en una especie de pelusilla. Y el final de cada uno de esos pelos de tu incipiente barba comienza a ser de otro color, da igual cual, es caso es que es como para sorprenderse. Del tipo "hostia, soy rubio" u "hostia, me estoy haciendo viejo" . Una barba de siete días anómala, malformada, poliomielítica.


Y te decides a salir de manera impulsiva, como si Ingmar Bergman te dijera ahora o nunca, o lo haces o te vienes conmigo. Y te levantas y sabes que será por poco tiempo pero te levantas.


Y te vas.


Vaya que si te vas.


Te vas y te pones las zapatillas menos rotas. Es tu manera de decirle al mundo que estás engalanada. Lo primero que experimentas es esa luz extrañamente no artificial que te parece la condensación perfecta de la libertad.


Sabes de lo que hablo.


Entonces imagina lo que siento.


Voy caminando tirándome a todo el mundo con los ojos e imaginándome lo malos que son sus amantes en la cama. Corriéndome en cada ruido, como si esos seres humanos fuesen nuevos, en un tiempo en el que sólo están ellos y Walt Disney descongelado, pero no nadie que yo conozca, ni que tú conozcas ni de lejos. Y sus amantes son realmente malos y por eso nadie mira con cara de querer pisar las hojas. Los miro y noto el frío en sus manos, el que les penetra desde donde acaba la cremallera del abrigo hasta el mentón. Es el mismo frío que me desvirga a mí, que me azulea las orejas, a modo de recordatorio de que estoy viva, cortándome el pelo, los pulmones y el páncreas. 


Pero sigo teniendo calor.


Es una sensación de poliéster. Camino observando cada metro cuadrado para cerciorarme de que nada ha cambiado. Enhorabuena, acabas de descubrir que el mundo no acaba sin ti. A continuación empiezo a escuchar la música que derrite mis cascos y disfruto de las mil sensaciones de recién nacido que el día me ofrece. Y comienzo a andar rápido, como si tuviese mucha prisa por llegar a algún lugar. A qué lugar, joder, si voy sin rumbo y me da igual torcer aquí o romperme allá. 


Estoy pensando en la salamandra pero no recuerdo el nombre, sólo imagino la sensación que me produce esa palabra olvidada. Y el recuerdo de un verde fértil, gaseoso, olímpico.


Tengo mucha prisa, tengo que llegar...miro a todas esas personas con un desdén de "Esta ciudad es mía, hijos de puta." Los miro y pienso que si ellos supieran, si ellos tan sólo imaginasen qué está sintiendo la chica anónima con la que se cruzan por la calle... pero siguen su camino porque yo no quiero que ninguno ni tan siquiera sospeche que ésta ha dejado de ser mi ciudad por un tiempo, que no la piso , que no la huelo, que la abandoné en una cuneta, que es extraña como follar con tu novio del instituto, cuando la efectividad es lo de menos. Mi ciudad, la que yo he parido, en la que yo me he meado en cada esquina para que fuese mía, con orina de recuerdos oliendo a ácido y momentos que describen el contorno de las sonrisas.


Yo tenía que aparentar por mi coño que todo estaba bien.








9 comentarios:

Foch dijo...

Conseguí mi tiempo para leerlo todo, HOY... ya sabes, no podia esperar. Ha merecido la pena recibir la regañina de la "vedela" (azín?¿?¿) por robarles ese precioso y maravilloso tiempo a los mozuelos que pretendian mirar el menú de los comedores en el ordenador de la entrada. Aunque solo me da tiempo a comentarte lo último.

Lo peor de todo es que sé de lo que hablas, demasiado bien, aunque no me crezca la barba y lo haga en bicicleta... así no tengo que doblar tantas esquinas meadas, ¿ventaja o inconveniente?... ya veremos... nos veremos

chá dijo...

Grazie. Me alegro de que te haya gustado.

viku dijo...

Eso no es una salamandra es una salamanquesa, común para ser más exactos, me da igual lo que ponga Google.
sólo hay que fijarse en el tamaño de las patas y en los surcos de la espalda.

Bien después de esta breve intruducción, de ver el niño de pijama de rayas y de tomarme una pastilla para la cabeza troceada...
te invitaría a un café pero es poco factible asi que...vete a dar una vuelta con la música a toda ostia (música no emo) y despéjate

chá dijo...

1-.A modo de "intruducción" diré que se dise introdussión...y así susesivamente...

2-.Yo no gasto música emo, eso sólo alguna de tu grupo (la bohemia, la emo, la que perrea, la brasileña no aceptada....) lástima no poder asistir a esa sesión de fotos y a vuestra gira por Europa (pese a que Isa aún no acabe de desidirse acerca de ir o no...) por lo menos Iván Ferreiro no se queda en bragas en el escenario.

3-.Gracias a ti he conocido al amor de mi vida : Sex April. Lástima que haya muerto tan pronto...en tus manos. A la gente de nuestra edad les pasan estas cosas.

4-.Cuando suban las acciones de Endesa (jur)(au)(x)(x) podría plantearme perdonarte...porque soy bohemia. Mientras puedes ir matando a los parnasianistas uno a uno, empezando por Rubén Darío y su azul constreñido y acabando por Angy la murciana con escroto.

y 5-.¿me robaste el libro de Amelie Nothomb antes de abandonarme? qué crueldad!

Grazie por leerme, Viki vikinga...

viku dijo...

1.- no tengo nada que decir respecto a eso, es cierto xDD

2.- isa me quiere y vendra con el grupo ella es una parte esencial, y no pensaba quedarme en bragas queria dar un paso mas alla

3.- el amor de tu vida siento confesarte que soy yo

4.- sobre este punto...puedo decir que te mandare muchos emails con ese "asunto" xDD

5.- sí te lo robé, me robaste tu vigo es vivaldi?? y el diario de Paula??

Te leeré siempre, por cierto te informo de que hoy actualizaré con texto a los más "Rubén Dario" y de que hoy ceno con papi porque tiene mañana incidencias :S

Besos repollito

fer dijo...

mmmm... sabeis me fascinais de verdad... he estado leyendo la serie de "cosas" que os llamais entre vsotrs y definitivamnte soy fan

chá dijo...

1-.El amor de mi vida es Jose que está convenciendo a Iván Ferreiro de que nos invite a unas cañas en su casa, ahora que tenemos su teléfono... (sí se llama Rodríguez de segundo ¬¬) aún así, si me consigues a Justin veré qué puedo hacer...

2-. Yo me quedo con la brasileña, a ver si me acoge en su casa un mes....

3-. ¿te robé eso? No, yo tengo un estricta moral desde que me pillaron robando...

4-. Esto...¿qué entendemos por "Papi tiene incidencias"? ¿que me va a llevar al Foster's a disertar sobre los caterings?¿que me va a pedir que le diga la verdad acerca de por qué el coche no tiene ruedas? ¿que me va a decir que cuantas cosas pienso empezar? ¿que está en la cárcel? ¿que la estufa y el coño?

Rubén Darío siempre será mal recibido, pero te leeré igual.

Fer! El actor bohemio que faltaba! Lindezas aparte, es sólo riqueza léxica..pero entiendo que seas nuestro fan...

Besitos, gambas blancas...XD

chá dijo...

Le pido a la luna que alumbre tu vida la mía hace ya tiempo que yace fundida con lo que me cuesta querer sólo a ratos mejor no te quiero será más barato...cansado de ser el triste violinista que está en tu tejado....

chin pum

viku dijo...

ya escucharas la famosa versión de "turistas"