19 en el Aleph de Borges

"Una copita del seudo coñac - ordenó - y te zampuzarás en el sótano. Ya sabes, el decúbito dorsal es indispensable. También lo son la oscuridad, la inmovilidad, cierta acomodación ocular. Te acuestas en el piso de la baldosas y fijas los ojos en el decimonono escalón de la pertinente escalera. Me voy, bajo la trampa y te quedas solo. Algún roedor te mete miedo ¡fácil empresa! A los pocos minutos ves el Aleph. ¡El microcosmo de alquimistas y cabalistas, nuestro concreto amigo proverbial, el multum in parvo!

Repantiga en el suelo ese corpachón y cuenta diecinueve escalones.

¿cómo transmitir a los otros el infinito Aleph, que mi temerosa memoria apenas abarca? Quizá los dioses no me negarían el hallazgo de una imagen equivalente, pero este informe quedaría contaminado de literatura, de falsedad. Cada cosa era infinitas cosas, porque yo claramente las veía desde todos los puntos del universo"


Artículo 19
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

* Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.



Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos.

Biblia, Libro 19 (Salmos), 19:1

viernes, 30 de enero de 2009

Risa y Niebla, parte I

-Te vi, y sólo me bastó un instante. No necesité más que eso, una milésima de segundo. Escojo aquel momento en el que tus ojos se proyectaron en los míos. Pensé, “¡ya te tengo!”, y fue como pulsar el botón de una máquina de fotos, para captar la instantánea perfecta. Te vi, y con ello pude retenerte para siempre en mi recuerdo…


Fue una tarde como otra cualquiera. Era invierno, y la oscuridad llegaba pronto. Volvía a casa en autobús. Tú subiste dos paradas después, y bajaste dos paradas antes. Así que tuve instantes de sobra. Ibas charlando alegremente con tu amiga…


así que es tu compañera de piso, de acuerdo…


ibas charlando con ella, reías, y mecías tu pelo de un lado a otro, distraída, y en uno de tus bamboleos de cabeza tus ojos se fijaron en los míos…


sí, créeme con eso basta, con eso y una canción…


¿Qué canción? Tu risa, claro. Por eso tú eres Risa, y porque sé tu nombre, estaremos juntos para siempre. Risa y Niebla, tú y yo. Por siempre juntos, en nuestro mundo, el que he creado para ti.


pero no tienes por qué temer nada, ¿crees que pretendería hacerte daño?


Angustia, miedo, son conceptos que no deben significar nada para ti. Tú eres Risa. Tan sólo mírate cuando estás aquí conmigo: eres fuerte y poderosa, te mueves grácil, prácticamente omnipotente. Con todo este poder, ¿qué importa todo lo demás? ¿qué importa el despertar?, y el volver a la rutina ¿cómo puede resultarte mínimamente importante? Eres tan perfecta aquí, que no deberías ni esforzarte por volver allí alguna vez.


así que quieres marcharte. Sí, lo siento, el lazo se rompe, me cuesta mantenerte, no quiero que nos marchemos sin despedirnos…


(Esta es la primera parte del primer capítulo de un relato que estoy escribiendo. Ese primer capítulo lo he escrito de tirón, cosa extraña en mí, pero no quería ponerlo todo entero de golpe, porque un texto demasiado largo agobia. Lo iré poniendo poquito a poco. De todas formas, si os sentís con fuerzas de leerlo de un tirón, tal y como yo lo he escrito, lo he puesto completo en mi blog personal, Hermético. La idea me rondaba desde hace tiempo, pero de repente, oh iluminación, creo que está parida, aunque aún le falta desarrollarse, claro).

10 comentarios:

chá dijo...

oh joss bien!!!! me alegra un monton que te animes a empezar algo! tiene buena pinta, con su dosis decimonónica, como no....


mmua, espero más

elfa dijo...

Qué emoción! no puedo esperar para terminar de leerlo

quiérote...

elmudo dijo...

Hostias, Joss, pues yo te voy a decir una cosa que me ha extrañado mucho y que no sé si es buena o mala: cuando lo estaba leyendo creía que era de Chá.

Bueno, tú ya sabes que TODAS las tías son muuuuy posesivas.

Luego me voy a acercar a leerlo entero. Ya te diré.

elmudo dijo...

¡Ah! y como dice la canción, me debes un besoooo...
(bueno, en realidad unos versos).

Yo soy Joss dijo...

es verdad mudo!, los estoy recopilando, me quedan los poemas que tengo por escrito, a ver si pillo un momento para pasarlos a ciber-letras.

que se parece a Chá... mmm, en todo caso Chá se parece a mí, jummm!! XD es muy extraño que digas eso porque somos radicalmente opuestos a la hora de escribir, aunque esta vez estoy eligiendo un estilo narrativo bastante complejo, muy alejado de lo clásico, cosa que a Chá también le gusta emplear. Será eso.

elmudo dijo...

Sí, pero yo creo que lo que me la pegó no venía mucho por el estilo, sino por las ideas, por la actitud. ???

Yo soy Joss dijo...

puede ser, puede que el personaje con el que se abre el relato sea un poco Chá, al fin y al cabo Chá y Elfa son las personas que más influyen en mi vida a nivel artístico (os quiero, os quiero, os quierooooooo!!)

chá dijo...

Sí, yo tb noté que era un poco Chá, pero no quise decir nada para que no me digáis flipada del coño. Es curioso este cambio de estilo, porque cierto que solemos ser totalmente contrapuestos, pero en esto no lo somos tanto.

En cualquier caso, espero que digas miríade y no euforia XD

sigue escribiendo..

mua elfa y yo tb te queremos ( y nos queremos XD)

chá dijo...

mudo, q pollas hablas de que todas las tias son muy posesivas??? sois todos para mi! pero es por derechos divnos!

mmuuuaa musito

Argax dijo...

Pues leído está el anticipo, ahora me pasaré por Hermético para leer el resto.