19 en el Aleph de Borges

"Una copita del seudo coñac - ordenó - y te zampuzarás en el sótano. Ya sabes, el decúbito dorsal es indispensable. También lo son la oscuridad, la inmovilidad, cierta acomodación ocular. Te acuestas en el piso de la baldosas y fijas los ojos en el decimonono escalón de la pertinente escalera. Me voy, bajo la trampa y te quedas solo. Algún roedor te mete miedo ¡fácil empresa! A los pocos minutos ves el Aleph. ¡El microcosmo de alquimistas y cabalistas, nuestro concreto amigo proverbial, el multum in parvo!

Repantiga en el suelo ese corpachón y cuenta diecinueve escalones.

¿cómo transmitir a los otros el infinito Aleph, que mi temerosa memoria apenas abarca? Quizá los dioses no me negarían el hallazgo de una imagen equivalente, pero este informe quedaría contaminado de literatura, de falsedad. Cada cosa era infinitas cosas, porque yo claramente las veía desde todos los puntos del universo"


Artículo 19
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

* Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.



Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos.

Biblia, Libro 19 (Salmos), 19:1

miércoles, 12 de noviembre de 2008

La ciencia del poeta. Nuevas Teorías Espacio-Temporales


Las nuevas tecnologías y el desarrollo de nuevas corrientes de pensamiento ha propiciado nuevas teorías sobre el Espacio y el Tiempo. Considero de vital importancia que las conozcáis.

No os aburriré con dificultosas fórmulas matemáticas, ecuaciones o logaritmos Neperianos: imaginemos simplemente que el Tiempo es como una enorme superficie por la que nuestro planeta, y en realidad todas la galaxias y el resto de dimensiones, van pasando, como si fuera un barco navegando por un enorme océano de Tiempo. Si observamos atentamente dicha superficie comprobaremos que en realidad no es uniforme, si no que está llena de rugosidades, ascensos, descensos, olas, torbellinos... La mayor parte de las veces no nos damos cuenta de estos cambios en la superficie temporal, debido a que un simple cambio en el patrón temporal lo cambia todo en el Universo a la vez. Si TODO cambia al mismo tiempo, incluido nosotros, se hace imposible discernirlo; pero a veces, sólo a veces, las mentes despiertas pueden discernir el oleaje, y presentir los cambios en el tiempo: a veces se siente que todo está acelerado, las horas pasan insultantemente veloces, otras veces es todo lo contrario, y un segundo dura lo que la Historia de Egipto. A veces ocurre que el tiempo va hacia atrás: esto no provoca que llueva de abajo a arriba o que nos emborrachemos antes de haber bebido, nuestra línea de causa y efecto transcurre como es debido, es el tiempo el que va al revés, y esto sólo causa en nosotros una ligera incomodidad mental que no sabemos interpretar. A veces, el tiempo simplemente se detiene...

Con mi interpretación, da la sensación de que nuestros actos y todos sus efectos, todo el sistema de acción-reacción, no estuvieran relacionados con el Tiempo. Nada más lejos de la realidad. Todo parece indicar que hay un algo especial en nuestra capacidad de tomar decisiones, o más bien de aceptar nuestros destinos, que puede influir sobre el desarrollo natural del tiempo. La no aceptación del destino de una sola persona por ésta misma, puede provocar grandes catástrofes en el desarrollo natural del espacio-tiempo. Debido al efecto mariposa, en el que un simple acto puede desencadenar una serie N de reacciones, una persona puede decidir no realizar dicho acto X, necesario para la continuación natural del desarrollo del espacio-tiempo. En casos como estos, no es el tiempo el que se detiene, es el mismo Universo el que se detiene en el tiempo a la espera de que la susodicha persona realice su acto X necesario para seguir navegando. El Espacio sólo puede navegar por el Tiempo mediante un sistema de actos-conductas-eventos-acontecimientos que a su vez provocan otros actos. Pero ocurre que a veces nuestra obstinación es capaz de detener el transcurso natural de los actos, deteniendo el Universo, lo que provoca la sensación de que el tiempo se detenga. Verdaderamente no vamos a sentir que todo se detenga, los efectos de esta detención del Universo son explicados a continuación.

Sobre casos como estos, la Física aún no ha investigado lo suficiente, pero se sabe ya con cierto grado de certeza, que en los casos en los que un individuo A se niega a realizar cierto acto X durante un cierto tiempo determinado, esta no-acción genera toda una batería de contrarreacciones que tienen como fin el hacer entender al sujeto la importancia de que realice el acto X. A esta batería de contrarreacciones se le denomina científicamente "Karma". El Karma puede actúar de manera muy lenta o de manera veloz y violenta, "golpeando" metafísicamente al individuo A. La velocidad con la que tarda el Karma en actuar depende básicamente de la importancia del acto X en el desarrollo natural del espacio-tiempo. Para entender la forma de actuar del Karma debemos imaginarlo como una goma elástica. La no-acción del individuo X provoca una tensión en el espacio-tiempo, el Karma actúa como la fuerza opositora de la goma elástica frente a esa tensión que pretende devolver a la goma su posición original. Por tanto la fuerza y la velocidad del Karma dependerá de la tensión generada por la no-acción del individuo A. Digamos que el Tiempo "tira" con todas sus fuerzas del Espacio, pero el Espacio no puede continuar porque le falta el acto necesario, el siguiente "travesaño" en una imaginada "vía de tren", generando una tensión sobre el Universo que provoca la acción del Karma.

Se sabe de actos kármicos que han actuado tan lentos que han pasado de padres a hijos, y en cambio existen casos violentos de acción kármica que sólo han durado el trascurso de unas Navidades. Nótese porsupuesto que la duración o la determinación del Karma también pueden depender de la determinación del individuo A a continuar con su no-acción.

Las características de los actos que contribuyen al desarrollo lógico del Universo por el Océano del Tiempo no están claras aún. Ya en el siglo pasado, la Ciencia consideraba como decisivos sólo aquellos actos que han sido igualmente influyentes en el desarrollo de la Historia de la Humanidad, ejemplos de esto podrían ser: el desembarco de Normandía, el festival de Woodstock, o el 11-S. En cambio, las nuevas corrientes de pensamiento coinciden en que "el efecto mariposa" es tan vital en nuestras vidas que cualquier acto puede ser desencadenante en algo mucho más importante, y que en última instancia, el Tiempo y el Espacio no saben discernir entre actos históricos y actos cotidianos como atarse el cordón de un zapato. Una tercera corriente de pensamiento cree que los actos que contribuyen al desarrollo natural del Espacio-Tiempo son aquellos que están especialmente cargados de sentimientos, y con más posibilidad los actos de Amor y de Odio. Esto es debido a la creencia aún no-heurística de la existencia de conexiones no-físicas (hablaríamos entonces de conexiones espirituales) que son las que forman los cimientos de una quinta dimension: la espiritual, que con el Tiempo y el Espacio crean el Universo Conocido (y el Desconocido). Esta dimensión Espiritual sería como el pegamento que une al Tiempo con el Espacio.

¿Qué ocurre cuando finalmente el individuo A se decide finalmente a realizar el acto X? Normalmente es parecido a esa goma elástica de la que hablábamos antes. Una vez realizado el acto X, el individuo A va a descubrir que todo parece precipitarse a su alrededor, dando una sensación de estar "recuperándose el tiempo perdido", y ocurriendo los eventos-actos a una velocidad inusitadamente rápida. Esto sólo ocurre durante un tiempo, o más bien durante una serie de actos solamente, para después sentir un nuevo proceso de lentitud: el sistema se está recuperando de manera paulatina. Después todo vuelve a su ritmo normal a la espera de que el individuo A no vuelva de nueva a su inactividad.

6 comentarios:

Argax dijo...

Ahora que acabo de llegar de viaje, un viaje extraño por obligacion, no siento el Karma, Qué se hace en estos casos doctor??

En serio, solo decirte que he leído el texto y que debo de volver a hacerlo cuando mi estado mental esté algo más receptivo. Me gusta que no enlazemos, que uno ponga la leña y otro el fuego.

Un beso.

chá dijo...

Muy interesante y me ha aportando algunas buenas respuestas...para este estdo pseudo latente de inacción en el que me encuentro....

Besitos

Yo soy Joss dijo...

sí, tarde o temprano el Karma irá a a buscarte... o a lo mejor Karma será el nombre de tu próximo polvo...

chá dijo...

tu crees???? ojalá....estoy ¿abatida? ¿de mi misma?

Yo soy Joss dijo...

cuando no sabes qué hacer, cuándo te sientas perdida, cuándo necesitas respuestas a preguntas que nisiquiera sabes formular... es hora de un brote...

Ej. 1: Dale al winamp en shuffle, a ver qué canción te salta y lo que te dice

Ej. 2: Ponte un DVD de House

Ej. 3: Vete a Úbeda.

Ej. 4: Vete a Zocueca.

Ej. 5: Vete a una cabina de teléfonos y escucha la conversación (partida) de aquel inmigrante árabe que sin duda estará.

Ej. 6: Escribe en el google: "ay señor señor, libera a tu pueblo".

Ej. 7: Fúmate un porro.

Ej. 8: Fúmate un porro y ponte a ver Barbarella.

Ej. 9: Fúmate un porro y ponte a ver Barbarella alucinando que Duran Duran en realidad es Dios.

Ej. 10: Fúmate un porro y ponte a ver Barbarella alucinando que Duran Duran en realidad es Dios, y que Barbarella en realidad es una neurona tuya que va buscando a Dios a golpe de sinapsis por tu cerebro.

Ej. 11: Sumas y restas, demonios dentro de palabras, tiemble la Luna que llene el tedio de tu cama. Pensé que no me equivocaba y fui directo al centro de la luz. Busqué donde siempre encontraba.

Ej. 12: Y vi que sólo hablaba de los dos.

Ej. 13: Ponte a hacer una lista de las tuyas.

Ej. 14: Ve al Corte Inglés que ya está lleno de "señales" (adornos de Navidad)

Ej. 15: Métete en el Bakala y quedas con alguno en un cuarto oscuro.

Ej. 16: Ve repasando las canciones de Ivancillo que ya tengo las entradas.

Ej. 17: Arroja muy lejos de ti aquel libro de Giacometti, que da mal rollo.

Ej. 18: Adóralo y leételo pero de derecha a izquierda.

Ej. 19: Espera a que el karma te de en las narices.

chá dijo...

te amo sin más.ay! de verdad, vayamos a ese psiquiatra a que nos dé unos electroshocks de los guapos!! si ya sé qe tú eres muy tuyo con el dolor!!! pro piensalo bien!!! los dos cogidos de la mano....con Iván cantando mierdas a la Luna y tú y yo zurciéndole los calzones mientras todo nos envía señales de que somos lo más...


Aamos nene que e lo quitan de las manos!