19 en el Aleph de Borges

"Una copita del seudo coñac - ordenó - y te zampuzarás en el sótano. Ya sabes, el decúbito dorsal es indispensable. También lo son la oscuridad, la inmovilidad, cierta acomodación ocular. Te acuestas en el piso de la baldosas y fijas los ojos en el decimonono escalón de la pertinente escalera. Me voy, bajo la trampa y te quedas solo. Algún roedor te mete miedo ¡fácil empresa! A los pocos minutos ves el Aleph. ¡El microcosmo de alquimistas y cabalistas, nuestro concreto amigo proverbial, el multum in parvo!

Repantiga en el suelo ese corpachón y cuenta diecinueve escalones.

¿cómo transmitir a los otros el infinito Aleph, que mi temerosa memoria apenas abarca? Quizá los dioses no me negarían el hallazgo de una imagen equivalente, pero este informe quedaría contaminado de literatura, de falsedad. Cada cosa era infinitas cosas, porque yo claramente las veía desde todos los puntos del universo"


Artículo 19
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

* Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.



Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos.

Biblia, Libro 19 (Salmos), 19:1

lunes, 10 de septiembre de 2007

Veinte cosas que hacer un domingo

Ante la eterna pregunta “¿qué hacer un domingo dominguero, aparte de dominguear como domingueros?”, propongo una lista ociosa para cubrir las horas de ese poco inspirador día:


Arrancarse las uñas de los dedos del pie.

Jurarle amor eterno a la chica del pelucón del anunción de Neutrex (pobre, encima que

viene del futuro solo para que nos quede la ropa más limpita...a ver quien le paga el abono

transporte).

Tocarse

4º Tocarme

Tocarte

Proponer un cambio de estilismo a tu bello de la “línea del bikini”(eso también va por vosotros)

7º Comer sin parar.

Pensar en famosos defecando.

Atentar contra mi profesora de genética.

10º Vomitar lo ingerido en la propuesta séptima.

11º Leer a Terenci (we love Terenci).

12º Visionar los capítulos en los que aparece nuestra amada Anastasia Vivenhausen.

13º Atentar contra mi profesora de psicofisiologia.

14º Lamer gatos para conseguir la inspiración, como bien han sugerido en el cuestionario.

15º Pensar en Bobbie, la muñeca bollera estadounidense.

16º Atentar contra mi facultad en general.

17º Rodar un video porno amateur con Bobbie petando con sus complementos a Barbie.

18º Huir de satán.

19º Aprender inglés con las intrucciones del champú milagroso de turno.

20º Proclamarme la viuda oficial de Elvis, y despojar a Priscilla de todos sus honores actuales.


1 comentario:

Chá dijo...

Noto cierta hostilidad ante tu Facultad...

Dice Joss que eres la esencia del 19...como ves, echar cortis en las bebidas ajenas sigue funcionando...

Si lames gatos evita que sea nuestro Simbi...pobrecito..

Guapa guapa guapa!!!!