19 en el Aleph de Borges

"Una copita del seudo coñac - ordenó - y te zampuzarás en el sótano. Ya sabes, el decúbito dorsal es indispensable. También lo son la oscuridad, la inmovilidad, cierta acomodación ocular. Te acuestas en el piso de la baldosas y fijas los ojos en el decimonono escalón de la pertinente escalera. Me voy, bajo la trampa y te quedas solo. Algún roedor te mete miedo ¡fácil empresa! A los pocos minutos ves el Aleph. ¡El microcosmo de alquimistas y cabalistas, nuestro concreto amigo proverbial, el multum in parvo!

Repantiga en el suelo ese corpachón y cuenta diecinueve escalones.

¿cómo transmitir a los otros el infinito Aleph, que mi temerosa memoria apenas abarca? Quizá los dioses no me negarían el hallazgo de una imagen equivalente, pero este informe quedaría contaminado de literatura, de falsedad. Cada cosa era infinitas cosas, porque yo claramente las veía desde todos los puntos del universo"


Artículo 19
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

* Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.



Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos.

Biblia, Libro 19 (Salmos), 19:1

martes, 19 de enero de 2010

A taste of honey según Argax

La casa impecable. La primera vez después de una tarde cronometrando los cien metros espalda. Potos en el patio interior acristalado. Fumas y exprimes naranjas mientras yo te miro desde el cuarto, tendido en la cama. Sabes a cloro mezclado con sudor a pesar de haberte duchado tres veces en una noche. El cuerpo impecable.

Otros han ocupado tu casa, me asomo con disimulo a la ventana cada vez que consigo ahogar la prudencia en cerveza esperando encontrarte o ver al menos tu bañador ondeando para señalarme tu regreso. Tienes que estar, algún día tienes que volver y expulsar a los extraños que tapan con talco, incienso y llantos tu sabor. Encontré el exprimidor en la basura poco tiempo después de las despedidas, ni siquiera te dignaste a dejarme tu brazo, tus yemas manchadas de naranja y debajo de los restos de pulpa el cloro y el sudor.

Fue un adiós escueto. Se acabó, decía tu cuerpo impecable alejándose milímetro a milímetro mientras tu boca intentaba distraer mi atención con un chorro de palabras decoradas que creías encajaban a la perfección en el mapa de fisuras que fui dibujando de noche, a mano alzada, sobre la viscosa grupa de mi complacencia.

Aun así regreso, con mi melopea impecable. Me asomo a la ventana intentando ver quién hay en la cocina. Dibujo en una espalda extraña el contorno de la tuya, como un patrón de costura, como los diagramas informativos de las carnicerías que aclaran los nombres de cada parte de la ternera. Tu espalda punteada para quitar lo que le sobra y volverla de nuevo tuya.

La casa impecable, deshabitada por un llanto persistente de bebé. Las encías desgarradas. El cuerpo impecable que se disipa. En su lugar ojeras y manos resignadas asiendo el llanto como si de un fardo se tratara. La espalda de ternera en la cocina preparando leche tibia y resoplando. El bañador que no ondea, los días que avanzan desmenuzando la esperanza de una segunda oportunidad. Cronometro otras posibles historias que bracean en la piscina, ninguna tan rápida, ninguna tan absorbente, ninguna con la mezcla impecable de sudor y cloro.

10 comentarios:

elmudo dijo...

Me has partío por la mitad, victromomo, me cago en tus huevos. Este cuento es mi cuento y me debes un chorro de lágrimas y gritos. No nos escribas más así, cabrón.

Yo soy Joss dijo...

Este relato está... impecable. Percibo melancolía y anhelo, cosas que la canción también me han trasmitido a mí, y así he tratado de plasmarlo. Curioso, curioso.

Por cierto, me encantaría saber hasta qué punto será autobiográfico, porque los elementos caseros como el patio, la natación o el exprimidor, hacen pensar que está basado en hechos reales, si es inventiva, te felicito por tu ingenio.

chá dijo...

Como te dije, estás de un nivel que no hay quien te aguante y estás pletórico y aunque yo esté más liá que la pata de un romano te digo que haré tallar tu busto y me consagraré a tu religión. Bello, profundo y marica, como sólo tu sabes.

Enhorabuena y a su calva ue me postro, subía previamente a una escalera o a los hombros de Falete.

elfa dijo...

Parece que lo estás escribiendo al mismo tiempo que lo vives.
Parece que lo estás narrando en directo, sin trampa ni cartón, improvisando y sobre todo sintiendo.
Chá ponle una escultura allí en la Alhambra, que yo se la pongo aquí en el Alcázar, o echo al Greco de su casa si hace falta.

Stultifer dijo...

Vinimos dando una vuelta y encontramos tu blog. Decidimos otorgarte, tras un minucioso estudio, el prestigioso galardón al MEJOR BLOG DEL DÍA correspondiente al sábado 23 de enero de 2010 en No sin mi cámara, por los contenidos y matices. Visitanos y comenta con nosotros. Saludos cordiales.
Vamos, que nos ha gustado mucho y hemos querido acercarnos a ti.
Puedes colgar el Premio voluntariamente en tu blog.
Ya formas parte de la Orden del Stultifer de Oro.
Y si tienes una escalera, o fotografías una, mándanosla a edusiete@gmail.com y la publicamos inventándonos una historia.

Argax dijo...

Mudo, pues si es tu relato, para ti entero. Gracias por tus alabanzas, me son muy gratas, me ayudan.
Sabes que dudaba mucho sobre este texto (bueno, como con todos), sabía desde que empecé a teclear que algo había dentro de él y cuando se empieza con esa sensación, es fácil bloquearse por una exigencia excesiva. Aun así creo que seguí por el buen camino.
Te pagaré esas lágrimas y alaridos que te debo.

Joss, a la melancolía y al anhelo añadiría obsesión (uno de los temas que más me gustan). Respecto a lo de coincidir en lo que la canción nos transmite, chico, no dudes de nuestro vínculo ni un segundo.
De la carga autobiográfica no hablo, porque creo que da igual cuanto de uno mismo se ponga en un texto, lo importante es que éste funcione y conmueva.

Chá, seguiremos hablando sobre los deslumbramientos literarios y como influyen en la creatividad, de nuestras formas de afrontar lo que supone el acto de crear algo de una nada aparente.
"Bello, profundo y marica", si es que tienes una capacidad de síntesis...
Oye, mi busto quiero que vaya con pelos en el pecho para que sea fiel a lo real de mi condición.

Elfa, es que está escrito al vuelo. Revisado luego es obvio, pero si lo que sale de primeras es buen material lo demás viene rodado. Y lo de sintiendo, pues chica, mientras escribía algo si que se me quedó cogido entre el píloro y el escafoides, sentimiento? Supongo.

Slutifer, gracias por el premio, desde aquí enviaremos escaleras para tu disfrute.

Un saludo a todos y gracias a joss por la propuesta.

eρHedro dijo...

Me he quedado Fermín total. Me gusta la capacidad que tienen tus frases de reinterpretarse. Esto de tardar es un poco chungo, porque el nivel está alto alto.
Gracias, por abrirte un poco la cabeza y dejarnos hurgar con el dedito.

Argax dijo...

O sea, que a ti también te han operado del metacarpo? ;)
Lo que comentas de las frases pues te lo agradezco, me sirve. Mi intención al escribir así es dar esa naturalidad de la que habla Elfá más arriba, dar inmediatez al texto, como si estuviera escrito aquí y ahora, como si en vez de escrito estuviera pensado y vertido directamente en el folio. Me gusta esta forma de escribir porque auna una aparente improvisación dentro de una estructuración medida y si logro el equilibrio me quedo muy satisfecho.

Un abrazo titi y publica ya lo tuyo hombre ya, sin preocuparte más del nivel ni zarandajas.

elmudo dijo...

Es que el epe tiene ahora mismo un problema mental: no puede pensar en otra cosa que no sea la polla de su Joselito, el pequeño ruiseñor.

Argax dijo...

Y es que es cuestión de proporciones mudo. Es como erase un hombre a una nariz pegado, pues en este caso a la fuerza el ruiseñor ha de ser pequeño ante tamaños atributos.

Pero vamos que yo lo que creo es que el Piter no lo tiene ni escrito, por la razón que tu quieras pero ni empezao...