19 en el Aleph de Borges

"Una copita del seudo coñac - ordenó - y te zampuzarás en el sótano. Ya sabes, el decúbito dorsal es indispensable. También lo son la oscuridad, la inmovilidad, cierta acomodación ocular. Te acuestas en el piso de la baldosas y fijas los ojos en el decimonono escalón de la pertinente escalera. Me voy, bajo la trampa y te quedas solo. Algún roedor te mete miedo ¡fácil empresa! A los pocos minutos ves el Aleph. ¡El microcosmo de alquimistas y cabalistas, nuestro concreto amigo proverbial, el multum in parvo!

Repantiga en el suelo ese corpachón y cuenta diecinueve escalones.

¿cómo transmitir a los otros el infinito Aleph, que mi temerosa memoria apenas abarca? Quizá los dioses no me negarían el hallazgo de una imagen equivalente, pero este informe quedaría contaminado de literatura, de falsedad. Cada cosa era infinitas cosas, porque yo claramente las veía desde todos los puntos del universo"


Artículo 19
de la Declaración Universal de los Derechos Humanos

* Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.



Los cielos cuentan la gloria de Dios, Y la expansión denuncia la obra de sus manos.

Biblia, Libro 19 (Salmos), 19:1

jueves, 15 de enero de 2009

Un "poeta de Verdad"

¿Sabéis cuando pensáis que algo no os va a entusiasmar demasiado y de repente os da un pellizquillo en el estómago? ¿cuando de repente os pone los pelos de punta y la piel de gallina? Pues, eso, eso es arte... (entre otras cosas, que no quiero entrar en polémicas). Y para artista, artista, uno de los hallazgos más agradables que he tenido en mucho tiempo. Se llama Fermín, alias "pepeermudo", y ya hacía tiempo que quería hablaros de él, sólo que no había encontrado la ocasión. Como hoy me ha dedicado uno de sus videos, le devuelvo la pelota, preséntandolo a mis amigos. Sé que le vais a apreciar. No voy a escribir mucho sobre él, primero porque apenas sé nada de él, y luego porque el Artista ya se define bien a sí mismo a través de su obra, cuando es un auténtico Artista. Sólo diré que se trata de un poeta, un poeta de Verdad, de Verdad con mayúscula, porque hay cosas que son verdades y luego está la Verdad, que esa, amigos, es otra cosa, y es una cosa que sólo está en boca de los "poetas de Verdad".



cuando dice, "traeme lo que sea, pero no me engañes más", hasta se me saltan las lágrimas.





Por último, recomendaros su blog, porsupuesto, Anaglifo y la Gallina, donde podréis seguir leyendo obras suyas.

Anaglifo y la Gallina

5 comentarios:

Argax dijo...

Jodo joss, muchas gracias por compartir esto con nosotros.

Me gustó especialmente la carnicería y también eso de por que me ha tenido que tocar a mi esta angustia por todo lo que veo, no lo entrecomillo porque no recuerdo si era exactamente así.

ahí está el pellizco, ahí está.

Un beso.

epHedro dijo...

No olvidemos el dechado de humanidad que hay en él y sus versos.
Te copio la sensación, ea.

chá dijo...

Gi me habló de uno y no sé si se refería al mismo...de todas formas...es bueno encontrar perlitas como esta de vez en cuando!


oh! contacta con el!

elmudo dijo...

Bueno, a mí me parece que este tipo es un genio, de verdad.

chá dijo...

No es pa tanto, ya se sabe, los guapos que tienen la fama por tenerla